Casa Rocosas

Autor (es):

Agustín Landa Ruiloba

Mónica Suberville Rodríguez

Categoría:

VIVIENDA UNIFAMILIAR - Superficie construida mayor a 350 m2

Colaboradores:

Carolina Arriaga

Omar Moreno

Lydia Rumbaut

María Andrea Llaguno

Belén Ramírez

Maricarmen Canales

Lorena Rangel

Alejandra Villarreal

Sofía Martínez

Gerardo Flores

Lugar:

Santa Catarina, Nuevo León, México

Año terminado:

2022

M2:

615

Fotografía principal
Descripción

Ubicada al poniente de la ciudad, en el municipio de Santa Catarina, esta casa fue concebida para clientes provenientes de Sonora con el anhelo de contemplar la majestuosa Huasteca. El terreno en forma de abanico destaca por su parte curva y más extensa que se abre hacia la calle, inspirando una fachada cerrada revestida con piedra y un acabado de tierra local, trabajado con esmero por artesanos de Hermosillo. Los tonos de la casa y la vegetación evocan la esencia de su ciudad natal. El acceso, en paralelo a la calle, está enmarcado entre dos muros de piedra y vegetación desértica, bajo una losa de concreto con una jardinera que suspende una enredadera. Aquí, al cruzar la intersección del jardín y los dos volúmenes de la casa, además de un cuerpo de agua, se puede apreciar una vista privilegiada hacia el norte, admirando el Cerro de las Mitras y la Sierra de García. Del lado poniente, sobre pilotes, se encuentra el volumen que alberga un cuarto polivalente mientras que en el lado norte-sur se despliega el área social, ambos conectados al jardín endémico de la zona, con la alberca tipo infinity al fondo y las terrazas. En toda la planta baja, la relación con el exterior es plena, fusionándose con el entorno natural. La puerta principal de cedro rojo da paso a un vestíbulo bañado de luz natural, iluminado por una forma escalonada orientada hacia el norte, que lo ilumina a lo largo del día. Una escalera de estructura metálica cantilever conduce hacia el segundo y tercer nivel. Este cuerpo incluye un librero de madera de tres niveles. En la planta alta, la recámara principal se ubica estratégicamente para disfrutar de las vistas hacia la Huasteca y la montaña. En el centro de este nivel, una estancia familiar se articula mediante un puente que cubre el acceso desde la calle y conecta las recámaras secundarias en el lado poniente del terreno. La tercera planta alberga un estudio y áreas de servicio, culminando con el cuerpo que se extiende en dirección norte-sur. Con este diseño, la casa se convierte en un refugio armonioso y enaltecedor, desde donde se puede disfrutar plenamente de la belleza natural de la Huasteca y su entorno.

Dibujos arquitectónicos
Imágenes
Material extra
Ubicación