Unión Álvaro-Tacuba

Autor (es):

Facultad de Arquitectura Universidad Autónoma de Nuevo León

Categoría:

Arquitectura de la Ciudad – DISEÑO URBANO – Intervenciones Urbanísticas de pequeña y mediana escala: conjuntos y acciones de urbanismo táctico

Colaboradores:

David Alejandro Ceniceros Leal

Valeria Sarahí Aguilar Báez

Lugar:

Tacuba y San Álvaro, Ciudad de México, México

Año terminado:

2023

M2:

1.20 km

Fotografía principal
Descripción

Entre los límites de las colonias de San Álvaro, Azcapotzalco y Tacuba, Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México, reside una cicatriz urbana: un espacio inhabitado, en abandono. Su sutura son las vías de Ferrocarriles de México, una organización tan imponente durante el porfiriato, que hoy en día no es más que una barrera urbana entre ambos barrios. Unión Álvaro-Tacuba nace en respuesta a esta situación junto a su creciente inseguridad, con la finalidad de reordenar la imagen urbana, rehabilitar la zona y sobretodo, rehacer ciudad. Con una extensión total de 1.20 km, el proyecto interviene en el espacio público, sin ignorar la actividad aún presente de los trenes que recorren dicha sutura. Se congregan tres ejes rectores indispensables dentro de esta propuesta para satisfacer las necesidades de la población circundante: habitabilidad, bienestar y recreación. Dichos ejes se visibilizan mediante estrategias tales como vivienda unifamiliar, multifamiliar y mixta comercial; servicios de salud, arte y educación; espacios de convivencia, deporte y ejercicio; cruces seguros, movilidad sustentable y banquetas completas. Incluye seis zonas culturales nombradas en honor al desarrollo histórico de la fundación de Tlacopan, antiguo pueblo tepaneca el cual ahora es nuestra área de intervención. Parten desde “Tlacopan”, la ciudad originaria, hasta “Tívoli”, nombre de los jardines más importantes durante el porfiriato. Dichas zonas dividen al proyecto y sus usos, funcionando así como un señalizado recorrido por el tiempo. Para crear un sentido de seguridad, regresamos a la comunidad a las aceras a través de una diversidad de actividades, usando al espacio abierto como agente principal. Fomentamos así la capacidad de ver y ser visto, aminorando las vulnerabilidades tanto percibidas como latentes. Se conceden los espacios necesarios para interacciones sociales entre familias, vecinos, transeúntes y juventudes, abriendo la puerta a un grado mayor de cooperación, desarrollo y comunidad.

Dibujos arquitectónicos
Imágenes
Material extra
Ubicación